La pornografia, las adicciones y los malos habitos

0
58

La primera vez que vi porno fue a los 13 años, mis compañeros del colegio habian traido un video cassette de una película porno de algún país de Europa del este, asi que nos juntamos todos a la noche en la casa de uno de mis amigos en que los padres habían salido, apagamos todas las luces y nos sentamos alrededor del televisor a ver el video. La primer película era de dibujos animados , caperucita roja version porno pero en dibujos animados, algo muy exraño y despues de terminar de ver como los enanitos tenian un gang bang con caperucita uno de mis amigos trajo otra pelicula, esta vez porno hardcore que me llamo mucho la atencion una de las escenas, en un momento habia 3 hombres y 1 mujer que empezaron a tener sexo, de un momento a otro 2 de los hombres comenzaron a tener sexo entre ellos, cosa que me boló la mente, no podia creer lo que estaba viendo, seguia perplejo mirando esa escena de sexo homosexual hasta que uno de mis amigos se levantó y dijo que no queria ver mas esto y adelantó la escena hasta que no mostraba mas los hombres teniendo sexo. Hasta hoy recuerdo que fue una sensacion de querer decir quiero mirar, me interesa ver eso…para!!!


Durante mi adolescencia no paré de mirar pornografía, mi padre contrato el servicio de internet dial up y compro una computadora. La computadora estaba en una zona de la casa donde nadie podia mirarme, asi que a la noche me pasaba navegando por sitios porno heterosexuales, bisexuales y homosexuales. Recuerdo que cuando me masturbaba mirando una pelicula porno gay al terminar sentia mucha culpa y para no sentir tanta culpa comenzaba con el porno gay y terminaba con el hetero en el momento que eyaculaba, eso me hacia sentir que no era tan gay por que terminaba teniendo sexo en mi mente con una mujer en vez de con un hombre.


Los años pasaron, entre a la universidad y segui mirando pornografia compulsivamente, sobre todo los fines de semana cuando volvia a la casa de mis padres, asi que muchas veces en vez de salir con amigos me quedaba los sabados a la noche mirando porno solo, no fue nada bueno, me aisle mucho.
En los ultimos años comencé a darme cuenta que se habia transformado por periodos en un vicio, un mal habito que fue parte de mi vida por muchos años.No estoy diciendo que no puedes mirar ninguna pelicula porno pero si te sugiero que no se transforme en una habito diario y que pases 4 horas a la noche mirandolo y luego a la siguiente mañana no puedes levantarte por lo cansado que estas por la falta de horas de sueño.


La pornografia es nociva para el cerebro, tiene la mismo mecanismo de adiccion como una droga, las imagenes pornograficas estimulan ciertas partes de nuestro cerebero, eso libera endorfinas y genera dependencia. Con la repeticion el cerebro comienza a asociar pornografia con liberacion de dopamina y acrecienta la dependencia, comienzas a sentir que necesitas mas y el porno es cada vez mas duro y mas raro y exotico para que pueda llamar tu atencion y buscas otro y luego otro mas hasta que miras el reloj y pasaron 4 horas de perdiendo el tiempo en una actividad que no agrego absolutamente nada de valor a tu vida, te aisló.


Cuando miro hacia atras mi vida el porno fue mi amigo, en esos años de soledad, fue un salvoconducto para no salir afuera y buscar un compañero, obviamente no es el mejor escenario que uno quiera para su vida, siempre es mejor compartir con otra persona tu sexualidad antes que estar solo.


La sexualidad es un regalo maravilloso que hemos recibido de nuestro creador, deberiamos disfrutar de ese regalo, pero aun es mas maravilloso cuando expresamos amor a traves del sexo hacia  una persona que nos importa,
El sexo es una de las energias mas increibles que tenemos los seres humanos y es un movil de acción muy poderoso. Las personas pueden viajar varias horas de un lugar a otro para encontrarnos con una persona para tener sexo, podemos perder la cabeza por alguien por que sentimos una buena conexion con el  sexo, y en otros cuando podemos entrar en un patron de comportamiento depredador buscar desenfrenadamente cualquier individuo para calmar nuestra ansiedad sexual y  cuando digo cualquiera es literal. 


Al ser una energia tan poderosa debemos utilizarla con mucho cuidado y precaución.Las personas que se encuentran luchando por aceptar su sexualidad pasamos por etapas toxicas y estamos expuestos a caer en comportamientos dañinos en todo lo relacionado al sexo, dañinos sobre nuestro cuerpo, mente y espiritu pero tambien generamos daño a otras personas que pueden cruzarse con nostros en esos periodos de nuestras vidas.Es comun que en esas etapas oscuras nos encontremos chequeando constantemente las aplicaciones de encuentros casuales como grindr si encontramos alguien para tener sexo. En durante esas epocas en que somos mas propensos a exponernos a contraer enfermedades de transmisión sexual.


Los que nos hemos encontrado en momentos en que entramos en un modelo de comportamiento abusivo con otras personas y especialmente con nosotros mismos, sexo ocasional, engaños, entramos en una rueda de comportamiento dominado por la inseguridad, ansiedad, por momentos queremos escapar de la soledad que sentimos y lo hacemos buscando encuentros con personas que nos dan unos minutos de placer y satisfaccion sexual pero que al mismo tiempo seguramente puede que te sientas vacio despues.
Ese modelo de comportamiento se puede evitar cuando estas acompañado y motivado por otras personas y perteneces a un grupo con el cual te identificas. El aislamiento social al que tendemos a caer los hombres gays que tenemos conflicto con nuestra sexualidad puede causar  que nos retiremos en soledad por que no encontramos cosas en comun con la mayoria de los grupos heterosexuales y nos automarginalizamos por temor a que si contamos la verdad nos juzgen. Estar solos no es bueno, es una verdad universal. Desde la perspectiva de otras personas que no tienen esta experiencia desde afuera cuesta entender el por que la tendencia al aislamiento. En mi caso siempre me consideré una persona introvertida pero nunca tuve problemas en entablar conversaciones con otras personas o hacer nuevos amigos, no soy de los que quieren llamar la atención pero tampoco soy de los que se esconden en un rincón, pero mas allá de las caracteristicas de mi personalidad siempre hubieron temas que sabía que no podría jamas compartir con todas las pesonas mucho menos familiares directos con visiones conservadoras.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí